• El ayuntamiento también ha adjudicado a la empresa de Grupo Gimeno los trabajos para rehabilitar la Alquería Albors, junto al Monasterio de San Miguel de los Reyes.

El Ayuntamiento de Valencia ha adjudicado a Gimecons nuevos proyectos de rehabilitación que permitirán acondicionar y poner en valor dos destacados espacios de la ciudad: una de las antiguas naves del Parque Central, que pasará a tener un uso escénico, y la Alquería Albors, que también tendrá un uso cultural.

En cuanto a los trabajos en la nave del Parque Central, que tendrán un plazo de ejecución de dos meses, servirán para reacondicionar el edificio, que data de 1917 y consta de una planta y altillo, con una superficie total construida de 604 m2. Un inmueble que pertenece al conjunto de antiguas naves-taller ubicadas junto a la calle Filipinas y que está incluido en el Catálogo de Elementos Protegidos del Plan General de Valencia como Bien de Relevancia Local (BRL).

Gimecons se encargará de adecuar el espacio e instalar los graderíos, las acometidas y el equipamiento escénico de iluminación y sonido, además de crear la zona móvil de la planta baja que permitirá configurar el espacio de manera diversa en función del uso y la zona fija de la parte superior.

A su vez, debido al desnivel existente entre el interior y el exterior de la nave en su acceso norte, Gimecons también ejecutará una rampa y adecuará las puertas existentes.

Por lo que se refiere a la Alquería Albors, el edificio fue construido antes del año 1.900 y forma parte del conjunto denominado ‘Alqueria de Sant Llorenç, Molí de Sant Miquel y Panel de San Cristóbal’, ubicado en las inmediaciones del Monasterio de San Miguel de los Reyes.

También declarado Bien de Relevancia Local, consta de planta baja y un primer piso que se adaptarán para usos culturales.

Gimecons reacondicionará el espacio, con una superficie total construida de 363 m2, del que se mantendrán algunos de los muros exteriores de ladrillo, así como parte de la cubierta de madera y teja árabe, con las intervenciones necesarias de restauración. Las obras comenzarán tras el verano y tendrán un plazo de ejecución de unos ocho meses.